Calendario

Abril 2019
LunMarMierJueVierSabDom
 << < > >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Anuncio

¿Quién está en línea?

Miembro: 0
Visitantes: 2

rss Sindicación

26 Mayo 2012 

 

El excelentísimo, celestial  y divino Cipriani golpeó con furia su mesa con orlas doradas y fina madera, con la boca espumosa de rabia e intolerancia gritó a todos sus súbditos…¡Porque Dios así lo quiere! Y en un segundo de glorificación santificada su ejército zombie y poseso repitió convencido y sin titubeos con los brazos exorcizados y subversivos: ¡Dios así lo quiere! Y corrieron como por inercia a tomar las calles sin prudencia, con la saliva ácida entre los dientes llenos de odio contra todo el que se opusiera o se parara frente a ellos, mientras que los salones eternos de la acrisolada iglesia retumbaron como nunca antes ante la marcha presurosa y obnubilada de su consorte que sonaba tan ruidosa y horrenda en los confines de las catacumbas cristianas desde sus orígenes….

 

Entonces el sano y sagrado Cipriani  sonrió, sonrió exactamente como dicen que el diablo lo hizo cuando le entregó la manzana a Eva para que peque y haga más emocionante la vida que mi pederasta y mañoso profesor de religión me la repitió robóticamente los diez años de educación secundaria, carcajeó y se sintió elegido, posiblemente se sintió como el Papa Urbano II, cuando gritó a su cofradía exactamente lo mismo para iniciar la guerra de las Cruzadas en el año 1091 buscando desenterrar el cuerpo de Jesucristo del medio oriente para traerlo a occidente, o tal vez se sintió tan loco como el Papa Formoso cuando desepultó a su antecesor Esteban VI para colocar su cuerpo putrefacto en el banquillo de los acusados y enjuiciarlo en nombre de Dios, con él como juez, como fiscal, como abogado, como testigo y como jurado…Porque Dios así lo quiere ¡!, y lo dijo entre empantanosa juerga de vino y mancebas creyentes, dentro del imperio de la intolerancia que ya se construía entre sangre, vísceras y rumores de brujería en llamas.


Entonces apareció en escena otro vez, el majestuoso y omnipresente Cipriani con la mitra brillando y cegando al grimillón enfermizo que clamaba por venganza, y señalando con el dedo enjundioso de saberse ubicuo apuntó al padre Garatea, y todo su ejército corrió convencido por los medios de comunicación sixtinos, por las tribunas públicas de los claustros, todo y todos, porque salieron todos, desde los inanes vagabundos que almuerzan a diario con ochenta centavos en sus locales, llevando pancartas escritas por las tías que cobran el diezmo cada liturgia religiosamente, los feligreses que fueron bautizados cuando apenas pensaban en como gatear hasta el otro extremo, los imberbes jovenzuelos que siguen a la enamoradita devota a todos lados, los alumnos  con cero en religión, los carismáticos catequistas de mirada ambigua y lasciva y las viejas arpías que rajan de sus vecinos y semejantes del vecindario, pero que son pías cada domingo antes de las doce y dentro de la misa, golpeándose el pecho…por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa….


Salió Rafael Rey, Lourdes Alcorta y todo el Opus Dei con el silicio en ristre y   con la espada desenvainada le gritaron desgañitados y en sintonía de querubines sacrosantos con fondos celestiales QUÍTALE LA LICENCIA, y así fue, porque el enviado de Dios en la tierra sintió el susurro de su conciencia nada santa que en acorde con el susurro paranoico, machista y fanático del crucifico y el rosario, les dijo Garatea: Vade retro Satanás ¡!


Y todos se levantaron de sus asientos Aleluya ¡! Aleluya…Dios así lo quiere…


El excelso y sublime Cipriani se sintió digno, dueño del cielo y de la tierra, cogió su cofia dorada y su copa embalsamada de perlas y de vino tinto y miró con desdén a sus súbditos, vio de reojo el enorme crucifijo de Jesucristo que yacía crucificado frente a todos y se sintió más poderoso que éste, luego pensó un momento sin titubeos, entonces con un grito solemne mandó a retirarse a toda su consorte de fieles hasta quedarse solo, solo en la penumbra de la noche, mientras intentaba soñar con Montesinos y Fujimori a su diestra e izquierda, mientras que los demonios de su intolerancia empezaban a despertar gozosos, en busca de almas y victimas para devorarlas.


 Es palabra de Dios…te lo pedimos Señor


 


Admin · 1181 vistas · 1 comentario
Categorías: LITERATURA
06 Mayo 2012 

La estrepitosa caída de Europa el año pasado especialmente en los países liderados por socialistas, hizo creer y temer el fin del socialismo en esa región del mundo, en un continente que a fuerza de educación y civilización democrática logró que el viejo lema del socialismo utópico y esperanzador,  que no resultó ni en América ni en Asia ni en el África, se ciña a la modernidad y cultura política de los interés europeos, donde si resultó; por lo menos hasta que empezara la crisis.


Luego vino lo que ya todos sabemos, el crac económico y político social que terminó con el romántico socialismo feeling que estaba en los microchips de los europeos, las amplias masas de trabajadores, estudiantes y organizaciones, que por décadas habían sostenido a la social democracia partidaria y cívica, se iba desmoronando en las calles ante el hambre, el déficit, el desempleo y todos esos demonios que siempre rondaron como fantasmas la tesis de la aplicación del marxismo que la derecha siempre academizó.


Así vimos la caída de José Luis Zapatero y compañía en España, el desprestigio de José Sócrates en Portugal y la inercia y pocos reflejos de George Papandreu en Grecia, para poder responder ante una apabullante ola económica que no estaba dispuesta a perdonarle el mal manejo de sus antecesores, inclusive el de ellos mismos, haciendo presumir que ya le llegaba los tiempos nuevos a la soberbia derecha, la misma que siempre estuvo al acecho pacientemente en cada contienda electoral.  


Sin embargo la llegada del socialista Víctor Ponta al gobierno rumano, el inminente triunfo de Francoise Hollande en Francia, también de izquierda, la renovación del prestigio de Pedro Passos en Portugal, miembro del partido socialista, y la inconmensurable impopularidad de Rajoy en España, estaría dándonos la abierta lectura que en Europa, el socialismo democrático tiene larga vida todavía a pesar de la crisis que aparentemente ideó sin querer en sus ejecuciones y decisiones pasadas.


Es cierto que el discurso xenófobo ha aumentado en Europa por el nacionalismo enfermizo de algunos partidos con simpatías populares, pero no es suficiente para liderar la política en esa región del mundo.


La Troika y los poderes fácticos de ese continente avalaban y se frotaban las manos con la oportunidad de llegar al poder a través de la sorpresa, pero al parecer, sus opciones o sus candidatos no calaron en el elector, tal vez porque sus discursos recordaron el fascismo y el totalitarismo que tanto daño hizo a estos países en el siglo pasado, o tal vez porque en el inconsciente colectivo de los europeos los causantes de las crisis fueron las personas, y no los partidos ni organizaciones políticas de izquierda que gobernaron los últimos cincuenta años.


Dura lección la que nos ofrece Europa, sobre todo para la institucionalidad y gobernabilidad democrática, algo que por lo menos en esta parte de nuestra región todavía estamos aprendiendo a masticarla y saborearla, tanto los partidos políticos, sus plataformas e idearios políticos, y sobre todo y principalmente, sus propios ciudadanos.  


Admin · 531 vistas · Escribir un comentario
Categorías: LITERATURA
29 Mar 2012 


Como el eterno personaje que
caracterizó Antonio Salim junto a Jesús Vásquez, nuestro representante de la
cancillería parece resolverlo todo de un “huaracazo”, donde lanzar la palabra
menos rebuscada, y luego pensarla era su modus operandi en el barrio de
aquellos callejones que celebraban sus ocurrencias y se deleitaban con sus
burlas y “lorneadas” a la tía “Doña Pelufa”, entonces la carcajada nos abrumaba
y la vida era sonrisa popular.



Sin embargo nuestro
“Roncayulo” actual no da risa, bueno a veces, pero más da pena, pues sus frases
y acciones no agradan a nadie, no hay platea que aplauda y mucho menos estamos dispuestos
a perdonarle las barbaridades gramaticales y de sintaxis que bien su hijo
podría remediar de un plumazo, y de patinadas que su distinguido cargo repele.



Primero fue una
condecoración al presidente Rafael Correa, el mismo que enjuició con 25
millones de dólares a dos periodistas por decirle sus verdades, y mientras
todos los países lo rechazaban, nosotros escandalosamente, gracias a la idea
genial de nuestro “Roncayulo”, lo distinguíamos. Al rato y sin freno de por
medio, evaporó de una sola firma a una veintena de diplomáticos de carrera solo
para, ya sabemos ahora, enviar a sus amigotes a manejar las embajadas en todo
el planeta, aun sin que hayan llevado siquiera un cursillo acelerado de
Historia del Perú en ciernes.



Unos meses después,
recordemos, se le salió el polo del “Che” Guevara y justo cuando el entonces
premier Lerner visitaba a su par Hilary Clinton en Estados Unidos, nuestro
hombre fuerte de Torre Tagle despotricó contra los yanquis: “Las relaciones con
EEUU ya no son primordiales”, al puro estilo de Carcas, dejando en un papelón a
su premier justo en visita oficial.



Inmediatamente “dijo que eso
no dijo comadrita” “yo dije lo que dije y no es lo que dijeron, por eso
comadrita nadie me cree”….Roncayulo dixit.



A pesar de estos escándalos
estaba pasando “piola” gracias a los miles de problemas que tienen que ocuparse
los medios, pero al igual que nuestro popular personaje que tanto quisimos en
los setentas, éste no pudo con su genio y volvió a la carga. Le prohibió el
ingreso a una fragata británica que llegaba de visita oficial al Perú por
invitación oficial; se la negó aduciendo solidaridad con Argentina, lo que
provocó seguro la risa descontrolada de ultratumba de Carlos Menen, la ira de
los británicos que no aguantan estos desaires, y sobre todo; el desdén propio
de Cristina Fernández que nos habrá visto más “cholitos” que nunca, y que nada
ha dicho hasta ahora.



No negamos que debemos
solidarizarnos con un país que pertenezca a nuestro continente, pero el
canciller bien sabe, porque debe saberlo, en estos tiempos uno debe tener mucho
tino para manejar las situaciones de cordialidad con otros países también, u
olvida Roncagliolo que Inglaterra tiene mucha injerencia en los jueces de la
Corte de la Haya que está por emitir su fallo sobre la contienda con Chile, u
olvida que no existe ni siquiera crisis en las Malvinas, y más bien parecería
otro intento más de Cristinita para desviar la atención de su excesivo maltrato
a la prensa, u olvida nuestro canciller que hay acuerdos más importantes que se
avecinan como el TLC con la Unión Europea antes que la UNASUR de Chávez y
compañía.



El Congreso ha pedido una
interpelación, no es necesario, Roncagliolo no le debe una explicación al país
de sus actos, le debe el cargo que de lejos le quedó largo, pues a estas
alturas de la vida, me imagino que ya habrá entendido que la cancillería de un país,
no es el Grupo Transparencia. 



Admin · 756 vistas · Escribir un comentario
Categorías: LITERATURA
14 Mar 2012 

 

 

A propósito del artículo que escribí hace unos días en un diario local, donde me preguntaba si era posible
la reelección de Obama; es importante analizar que su continuación en la Casa
Blanca va a depender única y exclusivamente de sus rivales republicanos,
quienes hasta el momento no logran convencer a su electorado.

 


No convence al electorado por varios motivos. El principal es que el debate fue re direccionado poco a
poco a un dilema religioso, algo que los norteamericanos todavía no toleran,
más aún cuando se trata de un personaje que no sea católico, judío o de las
tres dogmas más populares de ese país. Nos referimos específicamente a Mitt
Romney y su mormonismo, quien por su fe religiosa está siendo sacrificado y a
diario criticado por el amplio círculo intelectual y económico de Estados
Unidos que no aceptaría ni en sus peores pesadillas ver a un mormón sentado en
Washington. Algo que se remite a viejos complejos conservadores acordados en
las mazmorras sempiternas del triunvirato CIA, DEA y FBI. Además de las
cofradías eclesiásticas que son intolerantes a nuevas tendencias, nuevos dogmas
o iglesias con rostros jóvenes y limpios que podrían destornillar sus sillas
privilegiadas dentro del estrato político, militar, económico y social.

 


 


Exclusivamente lo del mormonismo viene desde que apareció en 1820 con la restauración del evangelio de
José Smith, en ese entonces sus críticos, también los mismos grupúsculos que
gobernaban aquella época, los acusaron de polígamos entre otras cosas,
inclusive mataron a su líder. 

 


 


El orden, la disciplina, sus buenas costumbres, la conceptualización familiar y el enorme prestigio con el
que goza en la actualidad dicha iglesia, de verdadero nombre Iglesia de Jesucristo
de los Santos de los Últimos Días, no ha sido obstáculo para que el establishment
actual vuelva atacar, para que active su aparato elefantico que incluye prensa,
televisión y opinión pública, y busque sabotear los intereses totalmente
válidos de un ciudadano norteamericano que aspira ser presidente de su país,
aún cuando su fe religiosa no sea la de mayor popularidad en su nación.
Inclusive en nuestro país donde nada tendría que ver con las elecciones, casi
siempre y de manera sistemática un analista internacional de apellido judío
escribe falsedad tras falsedad de Romney en su columna diaria, cosas risibles y
fuera de contexto que sería ocioso refutarlas.

 


 


El peso mediático del cuarto poder del estado ha originado que el elector republicano entre en confusiones y
crea que estas elecciones primarias son apestosas, ha decir de la propia
Bárbara Bush, madre  y esposa de dos presidentes,
quien anunció en la víspera que estaba participando de las peores elecciones
republicanas de todos los tiempos, declaraciones que serían revaloradas de manera
superlativa más aun tratándose de un personaje histórico del partido de elefante
tricolor.

 


 


Luego viene Santorum, ex senador de Pensilvania, tal vez el que más simpatías atrae del votante
republicano, con más arraigo endopartidario que Romney, esto debido a su duro
discurso conservador: antiinmigrante, oposición al aborto, al matrimonio
homosexual, a los hispanos, a promover una guerra con Irán, y a todo lo que los
fundamentalistas estadounidenses les agrada. 

 


 


Un poquito más abajo aparece Newt Gingrich, recalcitrante y pegado a la antigua, el candidato ideal de los
Bush y compañía, quien entre sus propuestas más disparatadas fue decir que se
debía construir un muro electrificado en la frontera con México, lo que originó
reacciones diversas de simpatía y rencor en el estadounidense común y
silvestre. Este sin duda es el “niño mimado” de la Tea Party, algo así como ser
la DBA norteamericana, “Derecha Dura y Achorada: Alvarez Rodrich Dixit“, sobre
todo después de la dimisión de la inefable Michelle Bachman

 


 


El apoyo dado por el multimillonario Donald Trump a Romney esta semana no fue nada asertiva para los
intereses del candidato republicano, quien busca el voto hispano, del migrante asiático,
africano y europeo; bolsón electoral que no olvida la traición de Obama con
este tema, al haber deportado en cifra record a más de un millón de ciudadanos
de regreso a sus países, aun cuando prometió en campaña lo contrario.

 


 


El “Supermartes” de la semana pasada dio un leve pero importante triunfo a Mitt Romney, sin embargo de
inmediato una encuesta publicada por Public Policy Polling les dio un empate
técnico a los tres candidatos con dos puntos porcentuales uno tras otro, lo que
hizo respirar una vez más a los dinosaurios del establishment que no descuidan
los sondeos ojo a ojo y boleta tras boleta.  

 


 


Pero, en lo que los analistas coinciden es que con el resultado del “Supermartes”, Romney estaría
llevando la mayor cantidad de delegados a la convención de agosto donde se decidiría
finalmente el candidato oficial que enfrente a Obama el 6 de noviembre.

 


 


Ante este escenario estaríamos con una contienda Obama – Romney, la cual el final no sería de
fotografía como muchos dicen, por el contrario, 
en el mes de octubre la cosa ya estaría definida para uno de los dos,
para Obama si logra convencer a la comunidad hispana que traicionó, que es la
que finalmente inclinaría las elecciones, o para Romney si éste revierte las
críticas hacia su iglesia, su primer obstáculo aunque suene absurdo en estos
tiempos, y logre captar ese caudaloso bolsón electoral hispano que por historia
y antonomasia le pertenecía a los demócratas.

 


 


En los próximos meses antes de un debate intelectual, económico y político nacional e internacional,
lamentablemente estaríamos siendo espectadores privilegiados del primer debate
estadounidense religioso y contracultural que de ser siempre temas de segundo
plano, serían por esas paradojas y tozudeces del destino, y del propio poder
mediático yanqui, los temas principales de la campaña de las elecciones más
importantes del mundo.

 


 

Esperaremos impacientes,
quien gana.

 


 


Admin · 501 vistas · Escribir un comentario
Categorías: LITERATURA
10 Feb. 2012 

Baltasar Garzón, así se llamaba, bueno se llama, el otrora juez invencible y todo poderoso, ubicuo y omnipotente, el mismo que desplegaba la constitución a cualquier parte del mundo, el mismo que hizo que las leyes fueran universales en América, en Europa, en África y en todos lados; el que golpeaba la mesa y hacía temblar a los pillos y dictadorzuelos que esperaban pasar sus últimos días recordando sus cadáveres del ropero, soñando con el trono que alguna vez tuvieron, y tratando de conciliar el sueño entre pesadillas sangrientas de gritos y dinero entre sus manos.


Ese era Garzón, poderoso hasta el delirio, vanidoso hasta el hartazgo e invulnerable por donde brillase, bueno, eso se creía. Hasta que osó ir más allá de su comarca, de su jungla y del infinito universo donde había gobernado los últimos quince años de su vida, trató de hacer justicia en su propio país, y tuvo la “inverecundia” de querer desenterrar los viejos fantasmas del franquismo que sigue administrando la iglesia, la política, la milicia y la vieja opinión pública que se niega a rejuvenecer.


Sí, de manera testaruda cruzó el umbral del más allá e intentó descerrajar el ataúd de Franco, ¡Pobre insolente!!! Lo que originó la estampida de susurros psicofónicos en los oídos de los vivos, en las paredes de los claustros de la Iglesia Católica cada vez más caduca que retumbó gutural desde sus mazmorras, del Partido Popular de Aznar, de los militares cabecillas, hijos de aquellos que se cuadraban ante el generalísimo, a los jueces que admiraban al rey mago Baltasar por lo que hacía, pero que en el fondo estaban esperando la oportunidad de tenerlo entre sus manos para despercudirlo por tan fatua vanidad y protagonismo.


Entonces, el alma del general se desperezó del “Valle de los Caídos”, gritó y se desgañitó desde su tumba y voló furioso a despertar a cachetadas a Rajoy del dulce sueño que la Troika le había conferido desde Grecia y le dijo con sus ojos de mirada bélica: Hasta aquí nomás.


Entonces siete magistrados, como las siete trompetas tocaron fuerte, sonaron y destellaron por todos los cielos españoles, se acomodaron la toga y el fuste y acusaron al acusador, veneraron con genuflexia a aquellos dictadores y asesinos que la vida tuvo el infortunio de legarnos, le rindieron homenaje no a los padres de Hilda Farfantes que murieron en manos del franquismo cuando ésta tenía cinco años, no a Orlando Letelier que explotó por los aires de un coche bomba, ni Allende, ni Víctor Jara, ni a aquellas almas que se agitaban asustadas desde el viejo Estadio Nacional chileno….No; al contrario, rendían pleitesía con su fallo a Pinochet, a Franco, y a cada miserable que llegó al poder para matar y callarnos, y adormecernos la lengua a puro fusil, plomo y borceguí.


Once años de inhabilitación profirieron con el mazo besando violentamente la madera, y el pavimento de la Puerta del Sol se estremeció, la pluma del periodista atosigado tembló sin tinta sobre el papel, y la vendetta estaba consumada, y los dictadores estaban honrados, y la corrupción de la política española se agitaba entre sus gusanos en un festín pantagruélico y desdeñoso del que todos querían participar.


La ETA reventó fuegos artificiales, el nombre de Bin Laden se escuchó más que nunca en la conciencia norteamericana, y Silvio Berlusconi se fue de putas para celebrar el dictamen.


Mientras eso, el Tribunal Supremo iniciaba la orgía exclusiva de ver a Baltasar Garzón entre sus cuatro paredes deambulando atado a manos, ojos y piel, mientras que Franco regresaba satisfecho al “Valle de los Caídos” a sonreír a cara completa frente a sus victimas que enterradas frente a él, creían ilusamente, que la justicia era para todos.


Admin · 614 vistas · Escribir un comentario
Categorías: LITERATURA

Página precedente  1, 2, 3, 4  Página siguiente